La Pelota y sus rivales

La Pelota y sus Rivales 1

Todos pensamos que el primer rival que tiene "la pelota", en etapas juveniles, cuando el deportista se está formando profesionalmente, es el rival que tenemos enfrente. El que nos quiere arrebatar, o no prestar el balón.
Nada más lógico y a su vez nada más lejos de la verdad que esta afirmación.

Por los rivales, y gracias a ellos, se llegan a cumplir los sueños que todo futbolista anhela a lo largo de su carrera, de principio a fin: la Gloria y el Dinero.

Siempre he visto y lo he compartido con mis jugadores durante 21 años de profesión, que estas dos metas son "hermanas mellizas".
Aunque, como todo nacimiento, uno nace primero que el otro, uno es mayor, uno vio la luz antes que el otro.
Y aunque la diferencia en tiempo sean instantes, como todo en la vida del fútbol, los instantes y los detalles definen al futbolista haciéndolo mejor o peor unos que otros; así que existe una hermana mayor y una menor.

Los jóvenes atletas, sus familias, los Clubes en donde trabajan y los Empresarios que se relacionan con ellos, deberían saber que llegar a la Gloria es la mayor de las Metas que un futbolista debe anhelar a lo largo de su vida deportiva.
Y que el Dinero viene a consecuencia de todo esto.

He aquí el primer rival de la pelota: la ambición que enceguece a este fútbol tan globalizado, no sólo por la tecnología y sus ventajas colaterales (conocimiento, planificación, evaluaciones físicas, etc.) sino globalizado también por el gran negocio económico en todo el Planeta que pasó a ser el Fútbol.

Estos elementos radicalizan la ambición por el Dinero y se constituyen en el primer gran enemigo del jóven futbolista, que pierde de vista que su formación, que su trabajo, y que el control de sus ansiedad son lo prioritario.
Cuando perdemos el respeto por lo que hacemos, y por lo que representamos, cuando no nos damos el tiempo para que la vida evolucione y sucedan las cosas a su debido tiempo, apurando procesos, cuando los intereses económicos sobrepasan e irrespetan los códigos más antiguos del fútbol (Pueblo, Pasión y Victoria)...la Pelota pierde por goleada!!!